El Lado B

VÍDEO: Kiss obligan a un entrevistador a quitarse una camiseta de Iron Maiden porque así "no muestra respeto"

9 de Enero de 2018 Visitado 11852 veces
La entrevista es de 2012 y la padeció en sus carnes un sufrido periodista de Radio Vorterix, pero se ha viralizado ahora.
VÍDEO: Kiss obligan a un entrevistador a quitarse una camiseta de Iron Maiden porque así

La entrevista es de 2012 y la padeció en sus carnes un sufrido periodista de Radio Vorterix, pero se ha viralizado ahora. Algo extraño en realidad, pues estamos ante un material 'sensible' y sin duda alguna revelador de ciertas actitudes que en el caso de Kiss ya son conocidas desde hace mucho tiempo, pero que siempre llaman la atención.

La escena es sencilla: el entrevistador se dispone a comenzar su ronda de preguntas ante el cuarteto estadounidense, pero ya desde el primer momento algo va mal. Al vocalista y guitarrista Paul Stanley hay algo que no termina de gustarle, algo que le da mal rollo. Y eso es el atuendo del hombre que sostiene el micrófono ante él.

Haciendo gala de una burlona prepotencia ya de primeras desagradable, Stanley se acerca a Gustavo (así se llama el sufridor, que aguanta bastante bien el tipo) para hacerle ver que en su pecho no pone el nombre del grupo correcto. "Kiss se deletrea K-i-s-s, y ahí no pone Kiss. Has cometido un gran error", dice el cantante, antes de que su colega Gene Simmons pida una camiseta adecuada a alguien de su equipo.

La tensión se palpa en el ambiente y parece que Stanley se relaja al decir que en realidad Gustavo es muy listo, pues va a conseguir "una camiseta gratis de Kiss".Una frase que en realidad vuelve a poner en evidencia al músico, aparentemente más pendiente del negocio que de otra cosa... bueno, algo muy propio de Kiss, que cobra a los fans por conocerles y tiene un catálogo de merchandising interminable. 

Sigue hablando Stanley: "Amamos a Steve Harris, a Bruce Dickinson, a Nicko McBrain. Los amamos a todos, pero estás en un concierto de Kiss y eso no muestra respeto. Tu estás en nuestra casa". Y aún añade Simmons: "Nosotros llevamos a Iron Maiden con nosotros en su primera gira. También a AC/DC y muchos otros".

El desconcierto es ya total mientras todos esperan a que alguien traiga la dichosa camiseta de Kiss. Se le ocurre entonces a Simmons que Gustavo puede darle la vuelta a la de Iron Maiden para que no se vea el nombre del grupo inglés, dejando claro otra vez que es una cuestión de dinero, de publicidad, de mercadeo.

Un miembro del equipo de Kiss pone fin al despropósito cuando al fin aparece con la camiseta correcta. El periodista se la pone, los músicos le bacilan un poco y se acaba la tontería. Suponemos que la entrevista fue bien y que en el concierto los fans obtuvieron lo que buscaban. Gustavo, al menos, obtuvo su camiseta gratis de Kiss. Y eso seguro que aún sigue molestando a Paul Stanley y Gene Simmons.

Volver
 

 
comments powered by Disqus