Puede que Axl Rose se lleve muchas críticas de los fans por su demacrado estado físico y sus problemas para llegar a las notas de ciertas canciones de Guns N’ Roses, pero nadie puede negar que el sujeto tiene aguante.

Así lo demostró en el reciente show en Abu Dhabi de GNR, que comenzó con Rose advirtiéndole al público que se encontraba gravemente enfermo, pero que aún así se rehusaba a cancelar la cita:

“Los doctores me tienen con intravenosas y un montón de inyecciones porque me encuentro enfermo hoy. He estado vomitando durante las últimas 5 horas, pero en vez de cancelar, vamos a intentar darles el mejor show que podamos a ustedes”.

La banda alcanzó a tocar 17 canciones antes de que Rose solicitara terminar el show post-November Rain (generalmente tocan unos 8 o 9 temas más). Después de eso, Slash escribió: “Abu Dhabi, estuvieron putamente genial hoy muchachos. Axl estaba gravemente enfermo, pero ustedes no dejaron de animarlo”.

Duff McKagan secundó el dato, escribiendo que: “Axl hizo un maldito milagro. Estaba enfermo a más no poder, pero empujó hacia adelante como no lo he visto en 40 años como músico. Todos ustedes lo ayudaron a seguir”.

Puedes ver al propio Rose dirigiéndose a la audiencia aquí abajo: