El partido River Plate – Boca Juniors podría disputarse en el Santiago Bernabéu, según ha informado Jugones de La Sexta. El club blanco ha dado el O.K. y también la Conmebol, la FIFA y la Federación española estarían de acuerdo.

Este jueves en Asunción se tomará la decisión de si se disputa o no la final, extremo que todavía está por dilucidar. En caso positivo, que sería lo más lógico, se entraría a debatir la sede del partido de vuelta de la final, dado por hecho que no se jugará en Buenos Aires.

Y en ese escenario, el Bernabéu irrumpe con fuerza para acoger el encuentro el fin de semana de 8 y 9 de diciembre. Esa jornada el Madrid juega en Huesca, por lo que no habría problema de fechas. El estadio madridista es una alternativa que gustaría más a la Conmebol que Doha, a pesar de económicamente Qatar desembolsaría una cantidad aproximada de 14 millones de euros a repartir entre los finalistas, más el traslado gratuito para una delegación de 40 personas por equipo y la estancia. La razón es que Qatar Airways es el patrocinador más importante de la Conmebol y también de Boca.

La relación de Florentino Pérez con los presidentes de River y Boca, Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici, respectivamente, juega a favor del Bernabéu, además del prestigio de jugarse en el feudo del triple campeón de Europa, con una colonia argentina en Madrid y en España (71.000 censados) que recibirían la final con los brazos abiertos.

¿Y el Camp Nou?

Tampoco se puede descartar la opción de que el partido se acabe disputando en el Camp Nou. Fuentes de Conmebol han asegurado a MARCA que la opción de que se juegue en España ha irrumpido con fuerza y que hay un 70% de opciones de que se juegue en el Bernabéu y sólo un 30 de que se dispute en el Camp Nou.

Marca