Es conocida la gran amistad que mantuvieron Elton John y Freddie Mercury durante varios años. Y en su libro “Love is the Cure: On Life, Loss and the Ends of Aids”, el intérprete de “Your Song” reveló cómo fueron los últimos días del vocalista de Queen, luego que hiciera público su grave estado de salud a causa del SIDA, en 1991.

“Me rompió el corazón ver cómo el sida hacía estragos en esta luz que brillaba sobre el mundo. Hacia el final, tenía el cuerpo cubierto por lesiones del sarcoma de Kaposi. Estaba casi ciego. Estaba demasiado débil como para levantarse siquiera” confiesa John en la publicación.

Y pese a que un mes de la muerte de Mercury, John se sentía aún devastado por la inesperada pérdida, en plena Navidad abrió la puerta a alguien que había llamado para entregarle un regalo. “Yo seguía con cara de amargado cuando un amigo apareció en la puerta de mi casa y me dio algo envuelto en una funda de almohada. Lo abrí, y adentro había una obra de uno de mis artistas favoritos, el pintor británico Henry Scott Tuke. Y había una nota de Freddie” cuenta John.

Y esa nota iba firmada y dirigida con los nombres de los alter egos que ambos se habían creado, al más puro estilo drag queen. “Querida Sharon, pensé que esto te gustaría. Con amor, Melina. Feliz Navidad”,había escrito Mercury.

“En sus días finales de algún modo se las había arreglado para encontrar un regalo de Navidad encantador para mí”, comenta el músico en su libro.