Todo mundo sabe quién es este pokemón, pero lo que nadie esperaba fue que apareciera en el mundo real. La versión australiana de Pikachú fue encontrada en Melbourne y fue rescatada para evitar que sufra algún daño.

De acuerdo al veterinario Stephen Reinisch, la zarigüeya, o pósum cola de cepillo, suele tener un color marrón o gris, pero este pequeño mamífero nació con una alteración genética que disminuyó sus niveles de melanina; es por eso que adquirió su tonalidad dorada.

Con su pelaje amarillento y orejas y nariz rosadas este animal de Australia es el más parecido a Pikachú que se ha visto. Cuando fue encontrado estaba solo y malnutrido; se cree que tiene aproximadamente cinco meses de edad y que tal vez se cayó del lomo de su madre.

zarigüeya pikachú foto

Los expertos dicen que estas zarigüeyas son animales nocturnos y su pelaje normalmente les ayuda a pasar desapercibidos durante la noche. Sin embargo, este cachorro no puede sino brillar por su color dorado y es por eso que será criado en cautiverio, pues no podría sobrevivir en su hábitat natural.

zarigüeya pikachú en mano

Ahora,  este pequeño amarillento tiene un hogar seguro y se ha convertido en una sensación de internet. Si Homero Simpson a la grande le puso Cuca, a esta zarigüeya el nombre de Pikachú le queda perfecto.