Greta Van Fleet es la agrupación rockera actual sin lugar a dudas. Desde su sonido a la trascendencia mundial, la banda se posicionó en la masividad y logró agendar una gira mundial que incluso lo traerá a Chile con dos shows.

Ante esto, también hay una polémica que los ha instalado en la opinión pública debido a la influencia de Led Zeppelin, que ellos mismos han aceptado. Esta comparación ha sido utilizada por críticos, quienes en su álbum debut, se desquitaron al calificarlo con “1 de 10 puntos” afirmando que el disco es: “más parecido a un sueño febril algorítmico que a una banda de rock”.

Por esto, el vocalista Josh Kiszka conversó con Rolling Stone sobre lo incómodo de estas calificaciones y la reiterativa comparación: “Es desafortunado que estén poniendo tantas energías en criticarnos, pero es su opinión, supongo”.

“Obviamente oímos la similitud. Led Zeppelin es una de nuestras influencias. Pero en este punto ya es como ‘Ok, ya lo hemos admitido. Demos vuelta la página de una vez”, ha dicho el cantante.

Futuro