En el centro minero de Huanuni, militares y ladrones de mineral, denominados “jukus”, se enfrentaron la noche del martes con armas de fuego dejando un saldo de al menos dos fallecidos confirmados y uno más por verificar, informó el ministro de Defensa, Javier Zavaleta.

Según el Ministro, los “jukus” oriundos del norte de Potosí atacaron a los militares con armas de fuego y detonación de dinamita en el puesto del control fijo ubicado en el sector denominado “Bunker”, en el camino entre Huanuni y Llallagua.

La patrulla militar respondió también con sus armas de fuego, en defensa propia.

Resultado del intercambio de fuego falleció José Luis Nicolás García de 31 años de edad, natural de Llallagua. Un segundo fallecido no fue identificado al momento del reporte. Ambos perdieron la vida al ser llevados a centros médicos.

Señaló que habría un tercer fallecido entre el “Bunker” y Llallagua, pero esa información aún se debe confirmar.

El ministro Zavaleta indicó los “jukus” atacaron a los militares a bordo de tres vehículos, de los cuales dos fugaron y un minibús quedó en el lugar. Se estima que eran 20 o 30 los agresores.

Señaló que una camioneta del Ejército tiene impactos de bala, sin embargo, afortunadamente no existen heridos entre los militares.

Zavaleta señaló que en Huanuni los militares se están enfrentando a delincuentes, porque los “jukus” usan armas en sus ataques.

Recordó que el 28 de febrero ya hubo un ataque armado de los ladrones de mineral hacia los militares, dejando cuatro efectivos heridos. Entonces, los “jukus” incluso dispararon a un vehículo blindado.

Erbol