Tomy y Daly es la clásica serie de dibujos animados que podemos ver en Los Simpsons, un gato y un ratón que parodian a Tom y Jerry pero con una violencia mucho más explícita. Sin embargo, en el capítulo ‘El día en que la violencia murió‘ supimos un secreto de ese show que incluso, casi desaparece.

Todo se debió a que durante un desfile en honor a Tomy y Daly, Bart conoce a Chester J. Lampwick, un vagabundo que dice ser el verdadero creador de la serie. Pese a que no le cree, le da una oportunidad para que le muestre una vieja cinta de video, el cuál era un dibujo de Tomy y Daly de 1919.

Ahí Bart se da cuenta del robo, ya que Tomy y Daly tienen como año de creación 1928 y con la autoría de Roger Meyers Sr. Así que invita a vivir a Lampwick a su sótano y está ahí unos días de incógnito hasta que es descubierto por la familia, quienes les dicen que vayan a hablar con el actual dueño Roger Meyers Jr.

Ahí les exige una compensación por los derechos de autor por un valor de 800 millones de dólares, siendo echados de su oficina. Ahí Bart comienza el plan de una acción legal, después de una pelea muy recordada de Chester y el abuelo. Pagándole 1000 dólares a Lionel Hutz por ser su abogado, comenzando así uno de los juicios más recordados de Los Simpsons. 

Sin embargo no es fácil para Bart defender a Lampwick, quien incluso aseguró que Meyers se robó todos los personajes, ya que la película original se había destruido. Por lo que se ve acorralado y sin opciones debido a la pésima defensa de Hutz, que se basaba solamente en invitar testigos sorpresa.

Luego de pedir 750 dólares -otra vez a Homero- Bart consigue una prueba: un viejo dibujo de Daly hecho en 1918, regalado a Meyers por parte de Lampwick. Así que ganan el juicio y Lampwick recibe 800 millones de dólares, devolviendo el dinero a la familia Simpson y comprando un auto cohete y una mansión de oro.

Aunque eso significó que la compañía que hacía a Tomy y Daly se fuera a la quiebra, dejando de producirse la serie. Bart y Lisa se dan cuenta del horror que eso significa, intentando que los dibujos vuelvan. Pero Meyers Jr. no tenía el capital y Lampwick no estaba interesado.

Al final, encuentran una solución pero antes de que pudieran aparecer a arreglar todo, se dan cuenta que alguien ya lo hizo. Lester y Eliza (iguales a las versiones antiguas de Bart y Lisa), llevándose el crédito de salvar el día. El capítulo termina con Lester acechando a Bart de manera intimidante.

Rock And Pop